Primary links
Secondary links

Salarios Dignos

01-10-2004

En un esfuerzo por establecer un piso salarial que alcance para satisfacer las necesidades básicas de los trabajadores, los códigos de conducta que tratan con salarios y beneficios se han enfocado en tres estándares:

  • El salario mínimo requerido por ley
  • El "salario industrial prevaleciente" local
  • Un salario digno

El primero es obviamente el más fácil de medir acertadamente, pero es considerado inadecuado por la mayoría de las partes porque el salario mínimo legal ha sido mantenido artificialmente bajo en la mayoría de los países para atraer inversiones. Estudios basados en el mercado han mostrado que, sin trabajar horas extra excesivas, el salario mínimo en muchos países no es suficiente para satisfacer las necesidades básicas del trabajador.

El "salario prevaleciente en la industria" es una premisa ambigua. Puede ser más alto que el mínimo requerido o puede simplemente cumplir con los requisitos legales, pero en cualquiera de los casos este lenguaje no ofrece una garantía mensurable de que el salario prevaleciente es suficiente para satisfacer las necesidades básicas de un trabajador. En la mayoría de los países el salario prevaleciente es el salario mínimo.

Por esta razón los códigos de conducta más creíbles requieren que las empresas provean a los trabajadores con un "salario digno". (En inglés el término que se usa es "living wage", que traducido literalmente significa "salario para vivir" o "salario de supervivencia".

Con el fin de entender mejor cómo se puede definir un "salario digno" y por qué, puede ser útil ver cómo las mayores organizaciones de monitoreo y verificación tratan con el estándar del salario digno al monitorear el cumplimiento con códigos que incluyen una cláusula de salario digno.

Tres importantes iniciativas multipartitas monitorean por un "salario digno": el SA8000 de Responsabilidad Social Internacional (SAI) , la Iniciativa de Comercio Ético (ETI) y el Consorcio de los Derechos de los Trabajadores (WRC) . La Asociación Trabajo Justo (FLA) no usa un estándar de "salario digno" en su código.

 

SA8000

Se monitorea a fábricas individuales por cumplimiento con el código de conducta SA8000, el cual estipula:

La empresa asegurará que los salarios pagados por una semana estándar de trabajo cumplan al menos con los estándares legales o mínimos de la industria, y siempre deberá ser suficiente para satisfacer las necesidades básicas del personal y proveer algo de ingreso discrecional.

Los auditores de Responsabilidad Social Internacional (SAI) monitorean por un salario digno mediante una combinación de análisis cualitativos y cuantitativos.

Recomiendan dos métodos cuantitativos: uno, una comparación de niveles salariales con datos de la línea de pobreza en un país dado, donde existe; y, dos, una encuesta de canasta básica basada en el mercado.

Las necesidades básicas se determinan calculando el costo de la canasta básica de comida necesaria para una dieta adecuada, el porcentaje del presupuesto promedio de un hogar que se destina a alimentación, y el tamaño promedio de los hogares en un país dado.

Sin entrar en lo específico de la fórmula utilizada, un salario digno se calcula como un salario suficiente para proveer alimentación y las restantes necesidades básicas para el trabajador y mitad del número promedio de dependientes en una familia en esa región, con un 10% adicional añadido para ingreso discrecional. Los auditores de SAI asumen así que en cada familia habrá al menos dos personas que generan ingresos.

Los métodos cualitativos utilizados por los auditores de SAI incluyen comprar salarios con los de una empresa sindicalizada en la región (siempre y cuando existan sindicatos independientes en el área), y entrevistas con trabajadores.

En una auditoría se utilizan los dos métodos, el cualitativo y el cuantitativo para verificar los resultados comparándolos.

 

Iniciativa de Comercio Ético

El código de la ETI, casi idéntico al código SA8000, dice:

Los salarios y beneficios pagados por una semana estándar de trabajo cumplen, por lo mínimo, los estándares legales nacionales o los estándares referentes de la industria, cualquiera sea mayor. De cualquier manera, los salarios deben ser siempre suficiente para satisfacer las necesidades básico y proveer algo de ingreso discrecional.

La ETI identifica dos posibles enfoques para determinar un salario digno: aplicar una fórmula estándar a cada país, o permitir que la negociación local establezca el nivel adecuado en esa región.

La ETI señala dos enfoques de fórmula, el enfoque de SAI descrito arriba y la fórmula adoptada en la Cumbre sobre Salario Digno realizada en 1998 en Berkeley, California.

La fórmula de la Cumbre sobre Salario Digno calcula las necesidades básicas utilizando una lista definida que incluye vivienda, energía, nutrición, vestuario, atención a la salud, educación, agua potable, cuidado de niños, transporte y ahorro. Estos costos son multiplicados por el tamaño promedio de los hogares y el total es después dividido por el promedio de adultos con ingresos en la región. Se añade un 10% por ingreso discrecional.

La ETI advierte que el enfoque de "fórmula" puede ser demasiado estático, no permitiendo la negociación colectiva y sirviendo potencialmente como un tope efectivo para el salario, en lugar de un piso. Señalan también que el número promedio de personas con ingreso y el promedio del tamaño de la familia puede variar por sector industrial y tipo de empleo.

El enfoque "negociado" tratado por la ETI se basa en un enfoque de abajo hacia arriba, en el cual los trabajadores, ONGs y sindicatos en el país productor participan en la investigación sobre las necesidades básicas lo cual es luego utilizado para negociar colectivamente por sus necesidades específicas.

Aunque líderes laborales internacionales, como Neil Kearney, Secretario General de la Federación Internacional de Trabajadores del Textil, Vestuario y Cuero (FITTVC) apoyan la inclusión de disposiciones sobre salario digno en los códigos de conducta, se han interesado menos en desarrollar una fórmula universal y les interesa más que los trabajadores tengan un rol en determinar qué es un salario digno en su contexto local. Insisten en que la negociación colectiva libre es el método más legítimo de determinar un salario digno según estándares locales.

La ETI advierte, sin embargo, que este enfoque es difícil de auditar y puede ser demasiado flexible. Señalan también que los trabajadores y ONGs en un país dado pueden no tener el poder de negociación para lograr un salario digno. Sin embargo, en general, la ETI "se inclina hacia el enfoque negociado" porque piensan que la consulta y la participación de todas las partes "proveerá una fundación más segura para el piso del salario que estamos buscando."

Establecer salarios y beneficios a través de una negociación colectiva libre es claramente preferible pero mientras las empresas no se comprometan a buscar niveles salariales básicos en todas sus operaciones, seguirán libres de "cortar e irse" cuando los trabajadores en una fábrica logran en la negociación mejores condiciones. Por lo tanto, un código de conducta debe incluir, a lo mínimo, una disposición que identifique un objetivo para salarios y beneficios.

 

Consorcio de los Derechos de los Trabajadores

El WRC utiliza el enfoque de fórmula en su cláusula sobre salario digno:

Salario y beneficios. Los licenciatarios reconocen que los salarios son esenciales para satisfacer las necesidades básicas de los trabajadores. Los licenciatarios pagarán a los empleados, como piso, salarios y beneficios que cumplan con todas las leyes y regulaciones aplicables, y que alcancen para las necesidades esenciales y establezcan un salario digno para trabajadores y sus familias. [Un salario digno es el salario "de bolsillo" o "neto", ganado durante una semana de trabajo con el máximo legal de horas del país, pero no más de 48 horas. Un salario digno provee para las necesidades básicas (vivienda, energía, nutrición, vestuario, atención a la salud, educación, agua potable, cuidado de niños, transporte y ahorros) para una unidad familiar promedio de empleados en el sector de empleo de la industria de la confección del país, dividido por el número promedio de adultos generadores de ingresos en la unidad familiar de empleados en el sector de manufactura de confecciones de el país.]

A la fecha, el WRC no se ha visto obligado a responder a ningún reclamo en relación al estándar de salario digno y por lo tanto no han adoptado todavía una metodología específica para su verificación. Han realizado algunas entrevistas a trabajadores en las cuales construyeron una canasta de mercado para comparaciones de salarios, pero esto no ha sido usado todavía en el curso de un informe de una violación específica. Las violaciones que se le ha pedido que investigue están centradas primariamente en reclamos por problemas de violaciones a las horas extra, falta de pago de salarios adeudados a trabajadores, y libertad de asociación.

 

Lenguaje de código sobre "salario digno"

Dado lo anterior ¿qué debería decir un código de conducta sobre salarios?

Es insuficiente para un código de conducta moderno depender sólo del salario mínimo legal o el salario prevaleciente en la industria como un estándar aceptable. Aunque no hay una definición universalmente aceptada de salario digno en cada país productor, incluir un estándar de salario digno como la meta o aspiración de un código permite a la institución negociar con las empresas para mejorar las condiciones allí donde se encuentra que los salarios, aunque legales, son insuficientes para proveer a los trabajadores con sus necesidades básicas.

El código de la Universidad de Toronto dice:

Los licenciatarios y sus contratistas deben proveer salarios y beneficios que cumplan con todas las leyes y regulaciones aplicables y que igualen o excedan los salarios y beneficios locales prevalecientes en la industria relevante o lo que constituye un salario digno, cualquiera sea el que provea mayores salarios y beneficios. Es el espíritu y la meta de cláusula que los salarios sean suficientes para satisfacer las necesidades básicas y proveer algo de ingreso discrecional.

El "Modelo de Políticas de Compras Municipal Sin Explotación" de la RSM dice:

Los salarios y beneficios pagados por una semana de trabajo estándar cumplen, a lo mínimo, los estándares legales nacionales o los estándares de referencia de la industria, cualquiera sea mayor.

De cualquier manera los salarios pagados por una semana estándar de trabajo deben siempre ser suficientes para satisfacer las necesidades básicas de los trabajadores y sus familias y para proveer algo de ingreso discrecional.

Se debe proveer a todos los trabajadores con información escrita y entendible sobre sus condiciones de emplea con respecto a sus salarios.

No se permitirán deducciones de salarios como medida disciplinaria.

En ambos casos el lenguaje del código ofrece la oportunidad de usar el estándar de "salario digno" en caso de que hubiera reclamos de que el salario mínimo o prevaleciente no alcanza para satisfacer las necesidades básicas y algo de ingreso discrecional.

En ambos casos el lenguaje del código permite también la determinación de lo que constituye un "salario digno" para ser realizado utilizando cualquiera de los métodos descritos arriba - una fórmula, un estudio basado en el mercado, entrevistas a trabajadores, o un enfoque negociado o de negociación colectiva. Dado que la auditoría social está todavía en su infancia y que se lleva a cabo en una amplia variedad de contextos regionales, es mejor que el lenguaje del código permita cierta flexibilidad más que comprometerse con cualquier fórmula o metodología particular.

Finalmente, el lenguaje adicional de código en el código modelo en relación a información y deducciones debe ser incluido.

 

Share this